Pizarras y derivados, una empresa modélica

En nuestro país, el emprendimiento empresarial todavía sigue sin estar al nivel de otros grandes países del norte y centro de Europa, pero aun así tenemos ejemplos de empresas que han tenido y tienen en este momento una trayectoria modélica.

Pizarras y derivados sl es una empresa de nuestro país que se dedica a vender y distribuir pizarra para exteriores, tejados o suelos.  Estamos hablando de una empresa de 3 generaciones, lo que deja claro que la profesionalidad en este caso viene de largo.

La Pizarra que extraen y elaboran lo hacen de los mejores yacimientos, pudiendo adaptarse a toda clase de aplicaciones y prescripciones. Esta empresa desde sus comienzos ha intentado dirigirse hacia la satisfacción de la clientela, donde los productos de gran competitividad son los protagonistas.

Una trayectoria que también es internacional

Las pizarras que elaboran las logran exportar a más de 20 países, lo que hace patente el interés y valoración en el extranjero de sus productos.

Productos de toda confianza

Los productos de Pizarras y derivados están homologados, respondiendo de forma positiva a las normas de calidad que están en vigor en cada país donde se comercialice.

Vidas dedicadas a la empresa

En esta empresa hay tres generaciones que han apoyado con su trabajo la vida de esta empresa familiar:

Michel Bernard: 1913-1986

Michel Bernard era un instalador de pizarra, que creo una empresa de cubiertas de pizarra en la ciudad donde nació, Quimper (Francia). En esa época con gran trabajo, no pasó a ser la empresa que mejor valoración tenía entre los habitantes de la zona.

La clientela era bastante exigente, pero los tejados cuanto más complicados y técnicos eran algunos de sus retos mayores. La empresa de Bernard terminó siendo homologada por el Ministerio de Cultura francés para la conservación y restauración del patrimonio del país vecino.

Marie Louise Bernard y Michel Lasheras

Miguel Lasheras, con la ayuda de Marie Louise Bernard, optó por dirigir la empresa del padre de Marie. Esto hizo que tomara las riendas de Bernard Couverture. En 1.976 tomaron la decisión de dedicar la actividad de la empresa, tanto a la importación como a vender la pizarra española.

En 1.992 la empresa toma la decisión de invertir en la producción de pizarra en Galicia, desplazando la sede social a España.

Nathanael Lasheras Bernard

En 2007 tomó la dirección de la empresa Pizarras y Derivados SL.

Como puedes ver, estamos ante una empresa que merced a sus buena trayectoria ha terminado rompiendo barreras por su excelente nivel de calidad.

El sector de la pizarra tiene una gran competitividad, pero esta empresa que comenzó siendo francesa, demostró primero en el país vecino y después en el nuestro, que el éxito no conoce de fronteras y que los clientes responden cuando la empresa realmente ofrece unos productos que realmente responden a lo que el público y las empresas demandan.

Galicia tiene que seguir el ejemplo de estas empresas y especialmente las claves por las que el buen trabajo hecho lleva a que la receta de un trabajo bueno lleva a conseguir los objetivos marcados.