Cerrajería de urgencia 24 horas

cerrajeria urgencia 24 horasSiempre existe la posibilidad de olvidar las llaves en el interior dentro de casa, con todos los inconvenientes que ello conlleva. Una vez agotadas todas las posibilidades como llamar a los familiares, a la pareja o a los compañeros de piso, la única solución restante consiste en llamar a un cerrajero en Pamplona para que solucione el problema.

Es una situación que necesita una rápida solución, por ello es muy posible no dar con el cerrajero más adecuado, puesto que es una decisión que se toma sin tener la posibilidad de acceder a mucha información y con poco tiempo de reacción. Por eso sería interesante, antes de que surja cualquier problema con las puertas realizar una pequeña investigación de los profesionales que ofrecen sus servicios por la zona y averiguar como tratan a los clientes, la actitud, el trato, los precios que tienen o si no son capaces de indicar un precio aunque sea aproximado.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la pericia y habilidad de los profesionales. No por llamar a un cerrajero de urgencia están justificados actos que conlleven el destrozo de las puertas o de los marcos. Son acciones rápidas y efectivas, pero no siempre son la mejor solución, sobre todo porque luego hará falta más trabajo que un simple cambio o una reparación de la cerradura, con el aumento consecuente de la factura. Por ello es importante que los trabajos sean realizados por profesionales cualificados y con experiencia que sepan afrontar las situaciones de la mejor manera posible, pensando siempre en el beneficio del cliente. Si este último acaba satisfecho con el trabajo y con el precio se conseguirá una publicidad mediante el “boca a boca” que no tendrá precio.

Consejos a la hora de contratar los servicios de un cerrajero

Al llamar a un cerrajero hay que asegurarse de que es de la zona porque,  de lo contrario, puede aumentar mucho la factura por el desplazamiento. Además habrá que esperarlo durante mucho más tiempo porque tardará en llegar. Por ello es mejor asegurarse de que es un profesional local, que esté cerca del lugar donde tiene que trabajar.

Investigar el mercado antes de que el problema ocurra, así será mucho más complicado equivocarse cuando la situación requiera seleccionar a un cerrajero que solvente el problema con la cerradura.

Es importante averiguar si el profesional está asegurado, si hubiera destrozos o estropicios por su trabajo contar con un seguro que cubra los daños es crucial.

Conseguir un presupuesto cerrado y detallado. Es complicado, porque en muchas ocasiones se escudan en que hasta que no vean la cerradura no pueden concretar un precio. Lo ideal sería tener un presupuesto invariable en el precio con todos los trabajos que se van a realizar detallados para evitar sorpresas posteriores. En el caso de acordar un precio de palabra por teléfono hay que conseguir plasmarlo sobre el papel, para evitar confusiones y malos entendidos.

Cuando el profesional acuda tendría que solicitar la documentación del cliente, para asegurarse de que está abriendo la puerta al propietario real de la casa. En la mayoría de las ocasiones es un acto protocolario, pero que dirá mucho de la profesionalidad y ética del cerrajero.

Deja un comentario