¿Norte o sur?

Llega el verano y siempre surge la misma pregunta. ¿Este año al norte al sur? Una cuestión que yo siempre he visto como algo así “¿a quién quieres más a papá o mamá?”. Pues oye, tampoco hay que decidir. Simplemente lo que tienes que hacer es valorar lo que quieres en cada momento. Que las circunstancias invitan a que prefieras unos días en el sur, pues te vas. Que prefieres el norte, pues te vas igual. No creo que haya que tener que elegir entre algo tan bueno que nos ofrece España. ¿No creéis? En mi caso lo tengo muy claro. Nueve meses al año apuesto por el sur. Y tres, por el norte. Os cuento.

Todos los meses que no sean junio, julio y agosto me voy a Denia. ¿Por qué? Pues por el buen tiempo. Por mi edad necesito un clima que no sea frío, porque se me mete en los huesos que no me deja ni andar. Sufro de osteoporosis, por eso, decidí comprarme un chalé allí. Hace unos cuantos años, visité estas inmobiliarias en Denia y di el paso de comprarme una casa. Fue un gran acierto.

Denia tiene playas para no aburrirse, con lo que me gusta a mí. Todas ellas largas y extensas y algunas  con calas rocosas ideales para evadirse de todo. Algunos de sus nombres son Punta del Raset, Les Marines, Les Bovetes, Els Molins, L’Almadrava y Les Deveses. Al sur la playa de Marineta Casiana seguida por las calas rocosas de Las Rotas. Al final de las calas comienzan los acantilados del Cabo San Antonio.

En Denia también tienes un Parque Natural protegido: el Parque Natural del Montgó, así llamado por el monte de 735 metros de altura que lo forma y lo corona. Es un paraíso de vida vegetal autóctona y de fauna de todo tipo, que se puede recorrer a través de rutas de senderismo o bicicleta, y descubrir de la manera más relajada y natural todo lo que su entorno tiene para ofrecer. Si te gusta la naturaleza, este es tu lugar. Así pues echa un vistazo a la venta de pisos en Denia porque seguro que encuentras algo de tu interés.

Paraíso en el Norte

Por el contrario, los tres meses de verano me voy a Galicia, a un pueblo llamado Combarro. Me gusta mucho visitar el norte porque es cuando más calor hace y así no me agobio tanto. Un pueblo marinero ubicado a tan solo 7 kilómetros de Pontevedra. Llama la atención por su zona vieja, donde los paseantes se cruzan con una gran cantidad de hórreos y cruceros, además de la imponente iglesia parroquial. Un lugar precioso, para «no hacer nada» pasear, mirar, admirar, un buen aperitivo, una inmejorable comida y una seductora cena con un paisaje para enamorar. Y es que un paseo por Combarro, su puerto anclado en el pasado te traslada a otras épocas de meigas y cruces en sus horreos que te protegen de influencias negativas. Es muy recomendable.

Con este artículo te he demostrado que no hay que elegir entre norte y sur, que es tan fácil cómo elegir en el momento adecuado lo que quieres.

shutterstock_422738092reducida