La logística es fundamental para que las empresas sigan creciendo

La logística es fundamental para que las empresas sigan creciendo

Cada vez son más las empresas que dependen de forma directa o indirecta de la acción de las compañías logísticas y es que su importancia está creciendo de forma exponencial en los últimos años por el auge, sobre todo, de internet. En concreto, hasta no hace mucho tiempo siempre íbamos a comprar a nuestras tiendas de barrio, las tiendas de confianza de toda la vida, las cuales nos servían de todo aquello que necesitábamos y lo que no tenían nos lo traían a los pocos días, sin embargo, esto ya es cosa del pasado. En la actualidad, la velocidad prima de manera exponencial y cada vez son más los usuarios que requieren los productos que solicitan en el menor tiempo posible, lo que implica que todas las partes implicadas en la producción y entrega del bien se deban poner manos a la obra. Esto se traduce en que, si todos los engranajes funcionan a la perfección, los usuarios pueden llegar a tener sus pedidos en casa en apenas dos horas, un tiempo que todavía se podría reducir más a medida que se vaya perfeccionando la tecnología. Por ello, a lo largo de las siguientes líneas os hablaremos de uno de los puntos clave más importantes en este desarrollo, el sector logístico.

El número de ventajas que ofrece la logística es cada vez más grande y prueba de ello la encontramos en Amazon, quien está construyendo y abriendo nuevas plataformas en todo el mundo, incluido España, para poder abastecer la demanda creciente de productos. En concreto, una de las últimas del gigante estadounidense se ha abierto en O Porriño, en la provincia de Pontevedra y a escasos kilómetros de Vigo y del norte de Portugal, por lo que su sitio estratégico le servirá para poder abastecer en menos de dos horas a más de un millón de ciudadanos. Sin embargo, para que esta pueda funcionar correctamente, lo cierto es que necesita de empresas especializadas como la que nosotros os recomendamos, Transportes Grupo Caliche, dado que su experiencia en el transporte por carretera la hace esencial para poder satisfacer las demandas, no solo de los proveedores, sino que también de los clientes que esperan los bienes en sus casas.

Pero, más allá de la creciente demanda de plataformas logísticas y de transportes, lo cierto es que la logística nos ofrece muchas otras ventajas que pasan por:

  • Reducción de costes. Al contratar una empresa de logística ahorramos costes en diversas funcionalidades que no tiene porque hacer la misma organización. Así podemos dedicarnos al negocio en sí y centrar esfuerzos en aumentar la productividad general.
  • Gestión hacia los clientes. Las empresas de paquetería actuales son rápidas y muy eficaces. Esto asegura que todo lo que tengamos que enviar llegará a tus clientes. Además, de que la atención será personalizada.
  • Mejora de calidad y nivel de servicio. Un servicio de logística eficiente nos evita errores. Con ello aumentamos la calidad de nuestros servicios para ofrecer productos siempre atractivos y adaptados a nuestros clientes potenciales.
  • Aprovechar la red de distribución de los operadores. Nuestros operadores logísticos nos ofrecen una red amplia que puede ser nacional o bien internacional. Por lo que provechar estas sinergias nos ayudará a ser más potentes también fuera de las fronteras.
  • Acceso a sistemas avanzados. Una empresa logística fuerte tiene amplia capacidad para el trasporte urgente y utiliza sistemas avanzados que la empresa puede aprovechar.
  • Elección de la empresa de logística adecuada. El proveedor de esta actividad debe ser importante en distintos ámbitos y poseer la experiencia suficiente para satisfacer las necesidades de los clientes. En este caso, es mejor que nos decantemos por un operador que tenga otras empresas del mismo sector.
  • Certificaciones y calidad. Además, deben contar con las certificaciones de calidad necesarias que acrediten un trabajo excelente. En este sector, es de destacar la ISO

La logística inversa, otra pieza clave

Además de la logística como la conocemos, lo cierto es que también existe la logística inversa que, como su propio nombre indica, es lo contrario a la normal. En concreto, esta se encarga de llevar los bienes comprados de los consumidores a los proveedores, bien sea porque no han sido de su agrado, porque han llegado rotos o por el motivo que sea. La ventaja de este servicio es que aporta una gran confianza a los compradores, puesto que ven facilitado un trabajo que, en muchos casos, puede incluso llegar a echar atrás compras. Así, de este modo, las empresas obtienen una mayor responsabilidad con sus productos y esto se transmite a los compradores, quienes recurren a ellas de una forma más habitual.