La ganadería como fuente de negocio en Galicia

En Galicia desde siempre una de las bases de su economía fue la ganadería. Mis padres, por ejemplo, tenían un número reducido de cabezas de ganado vacuno dedicadas a la producción de carne, y cuando se jubilaron surgió la disyuntiva de vender todo o renovarlo y enfocarlo como una pequeña empresa familiar. Las instalaciones, sobre todo el tejado del almacén donde se guardaba el pienso, necesitaban una reforma, por lo que pedimos presupuesto a una empresa especializada, como es Cubiertas Estévez, y nos decidimos a acometer la obra y comenzar un nuevo reto, un nuevo futuro.

Con la crisis económica, el rural no es que tenga mejores perspectivas, sino que las oportunidades de trabajo en otros sectores descendieron, por lo que la gente joven ve en la agricultura y en la ganadería unas oportunidades de trabajo que antes no contemplaba, pues ya sabemos que es un trabajo duro, y a veces sin grandes beneficios, ya que depende de múltiples factores, como pueden ser el clima, con sequías e inundaciones, las enfermedades de los animales, la mortandad por malos partos, etc.

De todos modos Galicia es la segunda comunidad autónoma con mayor número de cabezas de ganado vacuno de España, y dentro de Galicia, Lugo se sitúa a la cabeza. La lonja agropecuaria de Galicia sustituye a los antiguos mercados de ganado mediante el sistema de subasta pública, y es la única que esta informatizada de toda España. Esto nos da una idea de la gran cantidad de transacciones que se llevan a cabo.

En nuestra pequeña explotación ganadera, al estar ya puesta en marcha por mis padres, teníamos la ventaja de poder contar ya con construcciones donde acoger y guardar a los animales, así como un almacén para piensos, herramientas y útiles, por lo que nos planteamos si hacer una ganadería intensiva o extensiva. Sopesamos los pros y contras de una y otra, y al final, dado que teníamos terrenos y pastos suficientes preferimos hacerla en extensivo, a la manera tradicional, por sus múltiples beneficios.

Los beneficios de la ganadería extensiva

  • El ganado se encuentra en una condición de semilibertad, al aire libre, en terrenos extensos, normalmente acotados por un pastor eléctrico, en el que busca su propio alimento.
  • Este sistema hace que el ganado se mueva, camine y que para su alimentación se utilice el aprovechamiento de pastos procedentes de prados, pastizales, rastrojos, pudiendo hacerle aportes suplementarios de alimentación, lo que genera una carne de mejor calidad, que en la ganadería intensiva, con una mejor proporción de grasas saturadas e insaturadas.
  • Los animales comen menor cantidad de pienso industrial, lo que conlleva que esta carne tenga menos aditivos.
  • Los animales habitan en condiciones naturales lo que permite que se mantengan sanos y fértiles, por lo que se necesita para ellos menos medicación y atención veterinaria. A diferencia de estos, los animales criados en establos que apenas caminan, no tienen demasiado espacio para moverse, no respiran aire fresco, viven estresados, tienen un sistema inmunitario y muscular débil y deben ser tratados durante toda su vida, no solamente cuando están enfermos, hace que debido a estas prácticas alimenticias surjan importantes crisis,  como la de las vacas locas, que al final afectan no solo a la alimentación animal, sino que a través de sus productos, leche, carne, etc., llega a la alimentación humana.
  • Aunque la productividad es un poco inferior a la de la ganadería intensiva, los costes también son menores.
  • Se utilizan normalmente razas autóctonas, bien adaptadas al clima y terreno.
  • Este tipo de ganadería no daña el medio ambiente, pues los purines y excrementos de los animales son absorbidos por la tierra, y sirven a su vez de abono para producir nuevos pastos y forrajes.

Ahora que mi pequeña explotación ganadera ya está en marcha y parece que con muy buenas perspectivas, nos planteamos en un futuro no muy lejano acercarnos a la ganadería ecológica, que consiste en no utilizar sustancias químicas, tales como abonos químicos, plaguicidas, aditivos, antibióticos, etc., tratando a los animales enfermos con medicinas naturales y asegurando el máximo respeto al medio ambiente y a los propios animales, pues creemos que este es un mercado que ya lleva años abriéndose y que cada vez tiene más adeptos y más futuro.

shutterstock_365664566reducida