Inditex cambia las Ciudades Gallegas

Los orígenes del que hoy en día es un auténtico imperio textil se remontan a principios de los sesenta en la ciudad de La Coruña. Esta es la ciudad en la que comenzó a trabajar Amancio Ortega en una tienda de ropa.

Mucho ha llovido desde esos humildes inicios a su meteórica ascensión en el mundo de la moda pasando por la creación de una empresa dedicada a la fabricación de prendas de vestir, y de ahí a crear sus propios diseños junto con su primera esposa, Rosalía Mera con la que empezaría a confeccionar ropa desde su propia casa.

Al principio, era principalmente fabricante de prendas de vestir bajo la marca de Confecciones Goa. Más tarde a mediados de los setenta la ciudad gallega vería nacer la primera tienda bajo la denominación “Zara” en calle céntrica de La Coruña, la calle de Juan Flórez.

El éxito de esta tienda sería una de las razones que moverían a Ortega en 1977 a aventurarse a instalar sus primeras fábricas de Zara en Arteixo, lugar que desde entonces es la residencia actual de la sede del Grupo Inditex. Con los años el éxito de este grupo ha sido imparable convirtiéndose en una empresa multimillonaria con tiendas en todas las grandes ciudades del mundo.

Si bien, uno de los factores, entre otros, que ha supuesto el éxito del Grupo Inditex es su constante inversión en innovación.

De hecho, esta es una de las razones de su perfecto funcionamiento a la hora de controlar todo su stock. Precisamente, una de las últimas ideas desarrolladas por la empresa coruñesa es un sistema de identificación por radiofrecuencia para controlar y monitorizar todas las prendas con mayor facilidad, desde que llegan a los centros logísticos procedentes de sus proveedores hasta su venta final en las tiendas.

Y es que, con la masiva producción de este tipo de empresa no es de extrañar que recurran a la liquidación y numerosas campañas de rebajas.

Precisamente, esta es una de las razones de que existan también empresas encargadas de adquirir este tipo de stocks, como es el caso de Liquistocks, donde compran y venden stocks de todo tipo.

El efecto Inditex enriquece de la Economía Española

La relevancia de esta empresa no pasa inadvertida al observar cómo ha cambiado la ciudad de La Coruña con motivo de ser la ciudad originaria de esta empresa de tal calado nacional e internacional.

Y es que, el paisaje de la ciudad ha cambiado como consecuencia de la coyuntura económica resultado de tener la sede de este grupo en Coruña.

Y es que, una de las cosas que acompañan a la sede de una gran empresa multinacional son sus múltiples trabajadores, muchos de ellos provenientes de diferentes países y con gustos nuevos y diferentes.

Así, la ciudad debe adaptarse a esta nueva demanda de servicios por parte de los trabajadores de Inditex que llegan a la ciudad. De hecho, tras la crisis de 2008, estos trabajadores con interesante poder adquisitivo se convertirían en el principal objetivo de muchos negocios de la ciudad.

Por otro lado, el tipo de trabajador que suele buscar la firma de Ortega es la de un trabajador cualificado, con conocimiento de diferentes idiomas y sin problemas de movilidad. Con lo que el ambiente de la ciudad acoge este nuevo paisaje humano, mucho más cosmopolita y abierto. Este perfil más vanguardista y moderno trae consigo nuevas posibilidades de negocio que de otro modo no hubieran encontrado su lugar en Coruña.

La plantilla de trabajadores de Inditex pasa a formar parte de la ciudad, demandando una serie de servicios que, con el tiempo empiezan a ofertarse y generan un cambio considerable en la ciudad. Se trata de servicios que, si bien, antes se reservaban más a grandes ciudades ahora también encuentran su espacio en esta pequeña ciudad del norte de España que vio nacer a uno de los grandes gigantes de la economía española.

Un ejemplo de ello está en la hostelería. De hecho, este es uno de los sectores donde esta tendencia puede observarse con más claridad. Tras la crisis muchos desempleados optaron por la hostelería como opción.

La plantilla de Inditex se convirtió en el objetivo de muchos de estos negocios con locales que se inspiraban tanto en diseño como en sus menús en restaurantes y bares de vanguardia de diferentes ciudades internacionales, ya que esto es lo que buscaban los trabajadores de Inditex recién llegados a la ciudad.

Un buen ejemplo de este tipo de locales es el local Barlovento, que se basa en el concepto de las hamburguesas gourmet y que parece un loft convertido a restaurantes con muebles vintage un local que difícilmente hubiera existido de no ser por encontrarnos con un nuevo escenario de trabajadores cosmopolitas, “gente de mundo” con una mentalidad más abierta y deseosos de disfrutar de su tiempo libre en este tipo de locales.