Gallegos en el mundo. ¿Qué destinos eligen?

Con la crisis, la población gallega, ha disminuido considerablemente. Y es que en los últimos años, buena parte de los habitantes de Galicia, sobre todo los más jóvenes, han decidido abandonar la comunidad, con un alto índice de paro, en busca de nuevas oportunidades laborales en otras comunidades, menos golpeadas por la crisis, o que han sabido recuperarse antes. Estamos hablando de ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga o Bilbao, en las que hay un alto porcentaje de empleabilidad. Otro de los destinos favoritos de los gallegos y gallegas, ha sido siempre, la ciudad de Alicante. De hecho, el Centro Gallego en Alicante nace en el año 1976, con la firme intención de divulgar el origen e identidad del pueblo gallego, a través del desarrollo de diferentes actos de divulgación de la idiosincrasia, cultura y costumbres de Galicia.

Así, muchos gallegos residen hoy en Alicante, ciudad a la que han convertido en su segunda patria, y aunque no pueden dejar de sentir morriña, la mayoría, por el momento no piensa volver. No hay trabajo, afirma apenado Xoan, y por más que eches de menos, y por muchas veces que se te haya pasado por la cabeza volver a la tierra, enseguida te das cuenta, de que es una mala idea. Galicia, todavía no se ha recuperado de la crisis, si la crisis, forma parte de Galicia.

Xoan es un joven lucense graduado en derecho que dejó Galicia, ante la imposibilidad de encontrar un trabajo digno en su ciudad natal. Es que lo peor, es que ni siquiera ayudan al emprendedor, o le ponen enormes dificultades, no comenta. Hoy, ha montado su propio despacho que comparte con una asesora, Andrea, y de esta forma, el alquiler les sale mucho más barato, y además pueden ofrecer diferentes servicios.

Cuenta que los comienzos no fueron fáciles, ya que la oficina es pequeña, y ambos compañeros usaban el mismo espacio para reunir a sus clientes. Pero gracias a Delbin, han conseguido dividir los ambientes, ofreciendo una imagen más profesional de su negocio. En Delbin proporcionan un gran abanico de posibilidades para empresas y particulares. Desde el asesoramiento en el diseño de espacios y realización del proyecto, hasta la dirección de la obra, instalación y ejecución. Integran materiales decorativos y aislantes en techos y suelso, mamparas divisorias, recubrimientos y tabiques, combinando las mejores soluciones del mercado con elementos de fabricación propia, de la más alta calidad, y con excelentes acabados. También equipan edificios de viviendas y oficinas, con instalaciones domóticas, y así dotarlos de la máxima comodidad y seguridad. Y es que, sobre todo al principio, es conveniente contar con empresas que cuenten con los mejores servicios, y a buen precio. Empezar un negocio, siempre es dura, y los gastos, han de limitarse en la medida de lo posible.

La enorme pérdida de población en Galicia

La comunidad gallega, no deja de perder población, y de hecho, hoy, hay menos habitantes que hace 15 años, lo que convierte a esta caída demográfica en la peor desde el año 1998. Y esto, afecto a la mayoría de los concellos, y solo unos pocos, han conseguido ganar población.

¿Cuáles son las causas de este descenso poblacional?

Los bajos índices de natalidad, la emigración y el descenso de la llegada de inmigrantes, han hecho caer en picado estas cifras.

¿Cuáles son las provincias más afectadas?

Las provincias del interior, Ourense y Lugo, son las que mayor sufren este descenso poblacional. Concretamente, a Ourense pertenecen los concellos más afectados: Pedrenda, Muiños, Gomesende, Lobios y Verea. Esta ciudad, es también la que más habitantes pierde con respecto a la población, que curiosamente, solo logran superar, algunas ciudades españolas como Alicante. Unos vienen y otros se van. El caso es moverse, no estancarse, y salir en busca de algo mejor si no encontramos lo que queremos. De hecho, en ciudades como Ferrol, la población ha descendido tanto, que varios establecimientos presentes en todas las ciudades, han cerrado sus puertas, como el gigante Zara.

En el otro extremo se encuentra Pontevedra, que es la ciudad que menos ha sufrido este descenso poblacional, y de hecho se encuentra entre las provincias españolas que han visto crecer a su población junto a Ciudad Real, Almería, Huesca, Murcia, Palma de Mallorca y Vitoria.