Emprender en el fútbol gallego

Soy un empresario que siempre ha estado de una manera u otra involucrado con el mundo del deporte. Unas inversiones buenas en su momento en hostelería en Cuba me han permitido poder contar con la seguridad para poder montar un negocio más relacionado con otra de mis pasiones, el fútbol.

Volver a mi tierra y hacer lo posible por montar un club de fútbol en Orense que sea de nivel en cuanto a cantera. Hace muchos años que la provincia no tiene alegrías en fútbol y quería poner mi granito de arena a que la provincia comience a elevar el nivel.

Los niños debían ser el primer punto desde el que partir, por lo que buscaba ponerles todo fácil para que no tuviesen problemas y solo tuvieran que dedicarse a jugar, disfrutar y cumplir con sus estudios, ya que, sin una formación de altura, un deportista corre el peligro de convertirse en un juguete roto o arruinarse.

A la hora del equipamiento nos pusimos en manos de una empresa balear que nos ofreció los mejores precios y que conocía de un torneo que organicé cuando vivía en Mallorca. A unos precios realmente asequibles y competitivos son capaces de proporcionarte las mejores botas del mercado.

Siempre he tenido especial devoción por la marca Adidas, así que les dije que buscaba lo mejor en el mercado para niños de 8 a 14 años. Me enseñaron lo que tenían en su catálogo web y me aconsejaron unos modelos muy buenos que creo que serían un buen espaldarazo para que los niños se animaran a participar.

Las equipaciones serían morada la primera y amarilla y morada la segunda. Adidas también gracias a Marianssport fue la encargada de equipar a los niños. Rápidamente hicimos el encargo de todo el material, lo que unido a unas instalaciones que mi socio estaba construyendo en la capital orensana hicieron que hace un año el club deportivo futuro empezara su andadura deportiva.

El nombre del club viene del Viitorul Constanza del rumano Gica Hagi, el cual es un club modélico sacando jugadores jóvenes y un espejo en el que quería mirar mi propio equipo. Me dediqué a contactar con antiguos jugadores del CD Orense e incluso uno del Real Madrid para que se animaran a echarnos una mano en esta labor. Publicitariamente opté por mi propia empresa hotelera y un concesionario de un buen amigo mío de Renault.

Emprender no es fácil, pero da satisfacciones

Es el principio de una aventura que esperemos vaya creciendo, ya que cada 2 años tengo idea de ir aumentando la edad de las categorías inferiores. Mi interés es sobre todo realizar una buena labor con los jóvenes de la provincia, donde en el poco tiempo que llevamos, hemos podido ver ojeadores de varios equipos de 2ªb, 2ª e incluso primera que se han pasado por nuestras instalaciones para ver a nuestras joyitas.

Somos un club que imprime carácter pese a nuestra juventud, queriendo aportar seriedad y una formación a nivel deportivo y humano que les valga cara al futuro. Somos conscientes de que la mayoría no llegarán a la élite, a eso solo llegan unos pocos, pero tener una camada de buenas personas no tiene precio.

Uno de nuestros objetivos es intentar en no mucho tiempo conseguir formar un equipo de juveniles que pueda quien sabe si algún día entrar en división de honor. Seguimos muy ilusionados e intento siempre que puedo y estoy en Orense ir a ver a los chavales el fin de semana.

Afortunadamente el equipo de profesionales y dos socios amigos de la infancia me dan toda la confianza como para dejar este ilusionante proyecto en las mejores manos posibles. Más allá de la rentabilidad, que sabemos que al principio siempre es complicada, lo que realmente adoro es ver como uno puede tener un club propio que funciona de forma autónoma y centrándose en una labor deportiva y educativa con todo lo que ello supone.

Marianssport lo cierto es que nos está ayudando mucho y siempre están al quite para enviarnos el equipamiento lo más rápido posible, la temporada está cerca de comenzar y ya tenemos las nuevas equipaciones para este año. Una 2016/2017 donde queremos luchar por ser líderes en algunas de las ligas en las que participamos. Así que ya sabes, si tienes espíritu emprendedor ¡a por ello!