Un concesionario estrella en Lugo

 

Desde hace tiempo me considero un fanático de Volkswagen, quizás haya sido fruto de que mi padre siempre tuviese coches de la marca alemana. La calidad de sus motores y el magnífico rendimiento o los acabados de calidad son merecedores de muchos aficionados.

Cuando me tocó comprarme mi primer coche opté por un Volkswagen Golf GTI de segunda mano del 2003. Una preciosidad en color azul oscuro metalizado. En aquel momento me lo compré de tres puertas, algo de lo que me arrepentí al poco tiempo, pero seguí todos esto años. Ahora que voy a ser padre por primera vez toca cambiar de coche por algo más práctico.

En esta ocasión me quería comprar un coche nuevo y pensé en un Skoda Octavia familiar. Una combinación de espacio y deportividad, puesto que quería el modelo “RS”. Estuve mirando durante una larga temporada modelos familiares y desestime el Passat y el Jetta por ser demasiado caros frente al Seat León familiar o el Skoda. Misma mecánica y menos equipamiento a un precio demasiado caso en el Volkswagen me hizo dejar la firma alemana.

Entre el Seat León y el Octavia, decidí quedarme con el Skoda que está algo menos visto. El caso es que tenía que buscar un concesionario para comprar el coche y en Galicia había oferta. Me puse a buscar modelo en un buscador de Internet y vi uno en color azul (como mi anterior Golf). El automóvil estaba en un concesionario de Lugo llamado pardoautomocion.com

Como había ganas de poder ir a ver el coche me puse en contacto con ellos. Muy amables me dijeron que lo tenían listo para verlo y probarlo. Al fin de semana siguiente, sábado por la mañana, quedé en verlo. Quedé maravillado, más tamaño de carga que el Passat de VW y un equipamiento completísimo. Con todo esto, la opción de comprarlo era clara y en una semanita tenía el coche que quería.

Un concesionario que tenía lo que buscaba

Recomiendo pardoautomoción.com, ya que suelen tenerlo todo de Skoda, sino lo tienen, se encargan de buscártelo, por lo que da un plus que se agradece bastante. Comprarte un coche como este, que tiene una relación calidad/precio excelente, todavía a un precio todavía más bajo y con un trato tan profesional que merece la pena.

En muchas ocasiones optamos por comprar el coche en el concesionario que nos queda más próximo, pero te puedes ahorrar un buen dinero yendo a otros de la zona. A mi desde luego me ha funcionado. Si cuentas con alguno más cerca, ya sabes, las ventajas son evidentes.

Otro tema importante, es el servicio de post-venta y en los 5 meses que tengo mi coche no he tenido ningún problema con ellos. De esta manera, sabes que siempre vas a tener el apoyo de concesionario donde compraste el vehículo, algo que puede ocurrir en caso de que el coche no te salga del todo bien.

Así que ya sabes, si buscas un determinado coche, no tengas miedo a buscarlo, pero siempre en un concesionario que te merezca la confianza, al final son detalles que se agradecen.